La Hematuria consiste en la presencia de sangre en la orina. En este post, el equipo de SURvet, definiremos el origen y diagnóstico de esta patología. La presencia de sangre en la orina puede darse de forma frecuente, puede no representar siempre una urgencia y se deberá a distintas causas.

¿Cuáles son las razones por las que un perro orine sangre?

En primer lugar, es necesario tener en cuenta que el color amarillento más o menos intenso de la orina de los perros puede variar en función de varios factores, como la presencia de uroeritrina, el PH de ésta o su concentración. Si el color de la orina de nuestro perro cambia, esto no es necesariamente signo de enfermedad. Por otra parte, si detectamos sangre en la orina de nuestro perro, lo recomendable es dirigirnos a un veterinario lo más pronto posible, ya que la presencia de sangre se puede deber a un traumatismo, infección u obstrucción en el tracto urinario, que puede agravarse fácilmente.

La hematuria en los perros se debe a distintas causas

  • Origen urinario:
    Riñón: Glomerulonefritis (un tipo de inflamación de los riñones), Traumatismo renal, tumores, cálculos urinarios, Enfermedad renal poliquística y pielonefritis (formación de cicatrices en los riñones).
    Vías bajas: Inflamación, cálculos urinarios, infección, traumas, malformación.
  • Origen genital: Infecciones, tumores, aumento del tamaño de la próstata, traumatismo…

Con la presencia de sangre en la orina, además, se pueden dar otras manifestaciones. En las patologías urológicas localizadas se puede dar Polaquiuria, es decir, el aumento de la frecuencia en la micción. Incontinencia o Disuria (a nuestro perro le cuesta orinar o manifiesta dolor al hacerlo). También podremos observar vómitos, anorexia, apatía,..

¿Como podemos diagnosticar la causa de la Hematuria?

En primer lugar, el veterinario realizará la anamnesis del caso, es decir, obtener los detalles relevantes sobre en qué momento de la micción se manifiesta hematuria, cuanto tiempo hace desde que se observó por primera vez, síntomas asociados (dieta, aumento de peso)… además del historial clínico, estado vacunal y antiparasitario, medicación etc…

A continuación se deberá realizar un examen físico completo del paciente y analíticas de sangre; se deberá realizar un hemograma completo para cerciorarnos de si existe anemia u otras alteraciones que pudieran indicar una infección. También es muy importante valorar la función renal del paciente.

Un Urianálisis -es decir, una analítica de orina- nos permitirá determinar la presencia de bilirrubina, mioglobina, hemoglobina (que son distintos tipos de pigmentos), sangre, bacterias, cristales o sedimentos en la orina.

 

En ocasiones será necesario recurrir también al diagnóstico por imagen y realizar una radiografía y/o ecografía, que nos permitirá examinar las vías renales y localizar posibles cálculos urinarios o tumores. La ecografía también permite obtener muestras de orina o de lesiones de forma aséptica, ya que las muestras se toman directamente de la vejiga mediante punción.

En función del resultado del Urianálisis, se podrán realizar cultivos y antibiogramas.

¿Cuál es el tratamiento de la Hematuria?

El tratamiento de la Hematuria dependerá -evidentemente- de la causa de esta: no trataremos de la misma forma una hematuria por traumatismo vesical que por enfermedad infecciosa.

  • Si la infección es del aparato genital podremos tratar generalmente al paciente con antibióticos, antiinflamatorios, analgésicos. En algunos casos deberemos recurrir a la cirugía para llevar a cabo una esterilización, corregir una malformación o extirpar masas que puedan ser las causantes del problema.
  • Las infecciones del sistema urinario, por norma general, se tratarán con antibióticos y antiinflamatorios.
  • La presencia cálculos o urolitos requerirá o no cirugía, en función de su gravedad. En muchas ocasiones, se puede conseguir su disolución gracias a la modificación del PH urinario recurriendo a una dieta específica y suplementos alimenticios. En ocasiones también será necesario pautar antibióticos.
  • Las alteraciones que tienen origen en causas hemorrágicas (hemosia) requerirán tratamiento específico en función de la causa concreta.

Si usted observa sangre en la orina de su perro u observa alteraciones en la cantidad o frecuencia cuando este orina, le recomendamos que acuda a su veterinario para evitar complicaciones.

En SURvet contamos con un equipo de veterinarios que, en caso de urgencia, atenderá a su mascota rápidamente. Puede contactar con nuestro equipo médico a través del teléfono 934 594 500.

Publicar un comentario