La infección del útero en las perras es una patología que puede darse de forma habitual y que tiene múltiples causas. En este post te contamos todo lo que debes saber sobre la metritis en perras.

¿Qué es la metritis canina?

La metritis en perras, también conocida como piometra canina, se produce cuando hay una acumulación de pus en el interior de la matriz. Sobretodo, se presenta en hembras adultas y geriátricas, pero también en animales jóvenes.

Síntomas de la piometra en perras

A continuación os relacionamos algunos de los síntomas más frecuentes de la metritis en perras.

  • Secreción vaginal.
  • Apatía.
  • Anorexia.
  • Vómitos y diarrea.
  • Poliuria / polidipsia (se da cuando se bebe más agua de lo normal y/o se orina más de lo habitual).
  • Pérdida de peso.

En casos en que la infección de la matriz se produzca posteriormente a un parto, también se puede dar:

  • Despreocupación por los cachorros.
  • Disminución de la lactancia.

Es una enfermedad grave y puede llegar a ser mortal para la paciente si no se trata con rapidez.

Causas más frecuentes de la infección del útero en perras

Algunas de las causas más comunes de la infección del útero en perras son las siguientes:

  • Presencia de bacterias normales en la vagina, que durante parte del celo ascienden al útero: cuando existen factores predisponentes se puede desarrollar piometra.
  • Fármacos Progestágenos (para el control del estrés) o Fármacos Estrógenos (para el control de las gestaciones no deseadas).

Por otro lado, hay varias situaciones en que podemos confundir la metritis con: gestación, aborto, endometritis (inflamación del endometrio) pos parto, vaginitis, neoplasia vaginal, fallo renal, Diabetes mellitus, fallo hepático o Hipoadrenocorticismo canino, entre otras.

Diagnóstico de la metritis canina

Es fundamental que, ante los primeros síntomas usted acuda al veterinario. Este profesional realizará la anamnesis del caso y obtendrá los detalles importantes acerca del mismo: cuanto tiempo hace que se detectó el problema, los síntomas asociados, el historial clínico de la paciente, estado de las vacunas / antiparasitario de la paciente, posibles ingestiones de tóxicos, medicación habitual, hábitos…

Además de un examen físico completo de la paciente, se deberán realizar otras pruebas diagnósticas complementarias como:

  • Radiografía abdominal.
  • Ecografía abdominal: especialmente relevante para averiguar si la matriz de la paciente está perforada.
  • Citología vaginal.
  • Analíticas de sangre: hemograma, perfil bioquímico. Permitirán valorar alteraciones secundarias.
  • Urianálisis, es decir, Análisis de orina.

La veterinaria o veterinario se encargará de determinar cuál es el mejor tratamiento para la paciente. Por eso es fundamental acudir a un centro veterinario ante los primeros síntomas de piometra canina. Si usted vive en Barcelona, puede acudir a un hospital veterinario de urgencias como SURvet.

¿Cómo se trata esta infección?

Una vez diagnosticadas las causas por las que tu mascota padece piometra canina, es fundamental comenzar inmediatamente el tratamiento para tratar la metritis en perras.

  • La recomendación y tratamiento más eficaz ante una infección en la matriz es la resolución quirúrgica: es decir, la Ovariohisterectomía. Consiste en la extirpación quirúrgica de los ovarios y el útero (matriz).
    Se trata de una cirugía mayor y que requiere de anestesia general. Además, se debe realizar con carácter de urgencia, ya que existe riesgo de septicemia (infección generalizada), rotura de matriz o patologías secundarias.
  • Adicionalmente, tratamiento secundario: por ejemplo, en el caso de insuficiencia renal si se presentara.

¿Qué pronóstico tiene piometra canina?

Varía en función del tipo de piometra canina, del estado de salud de la perra y de las posibles complicaciones derivadas de la patología. Aun así, y dadas las complicaciones que pudieran existir, las primeras horas son fundamentales tras la detección de algún síntoma  para que esta infección no vaya a más. Por eso es imprescindible que acuda con urgencia a un centro veterinario.

Prevención de las infecciones de útero en perras

La mejor forma de prevenir la metritis en perras es esterilizar a aquellas hembras que no vayan a reproducirse para evitar gestaciones no deseadas. En la medida de lo posible, es recomendable no hacer uso de medicaciones hormonales anticonceptivas o de inhibición del celo.

Un consejo práctico, en caso que nuestra perra no esté esterilizada, es llevar un control -mediante un calendario- de las fechas de los celos de nuestra perra. Así, ante cualquier sangrado, podremos determinar si éste se produce en fechas previstas o podemos sospechar de una posible metritis.

Además, es absolutamente recomendable realizar controles ecográficos periódicos que podremos programar con nuestro veterinario.

metritis en perras¿Cómo cuidar a los cachorros de una perra con metritis?

En el caso que la infección de útero en nuestra perra se produzca posteriormente a haber tenido cachorros, debemos ante todo recordar que esta enfermedad puede provocar la muerte de la madre.
Si la perra está amamantando a los cachorros y se le diagnostica una infección en el útero lo mejor es que el propietario se encargue de criar a la camada aparte, sobretodo cuando se recurra a la cirugía.
De esta forma aseguraremos la recuperación óptima de la paciente.

Si esto sucede y son los propietarios los que se hagan cargo de la camada, se alimentará con leche artificial a los cachorros, pensada especialmente para ellos. Como hay muchos factores a tener en cuenta, en estos casos, lo más recomendable es acudir al veterinario para que pueda explicarle los cuidados que usted deberá proporcionar a los cachorros.

Si sospecha que su animal de compañía puede estar sufriendo metritis, recuerde que se trata de una patología de carácter grave ante la que hay que actuar rápido.
Contacte con nuestro equipo médico a través del teléfono 934 594 500.

Publicar un comentario