Se denomina Hipertermia al trastorno que se produce cuando hay un incremento de la temperatura corporal por encima de lo que se considera normalidad en una determinada especie animal.

La Hipertermia es una patología grave que englobamos dentro del grupo de enfermedades por alteración de la temperatura corporal. Se puede producir cuando el cuerpo se expone a una fuente de calor o temperaturas altas. También se puede producir debido a una insolación, pero también existen otras causas. En este artículo, el equipo SURvet le hablaremos de las causas por las que se produce la hipertermia y le hablaremos específicamente del caso de la gatita Drakarys.


¿Cuál es la temperatura normal en el gato y el perro?

La temperatura que se considera normal en perros y en gatos es más alta que en los humanos.

  • En perros adultos se considera correcta y normal una temperatura de entre 38 y 39 ºC.
  • En el caso de los gatos o perros cachorros la temperatura puede ser diferente, ya que aún no regulan adecuadamente la temperatura. Esta puede oscilar entre los 34,4 y los 36,1 ºC.
  • En gatos adultos la normalidad la situaremos entre los 37,5 y 38,5 ºC.

Si medimos la temperatura de nuestro perro o gato con un termómetro y la medida se encuentra fuera de lo que se considera temperatura normal, entonces nuestro animal doméstico sufre hipertermia o fiebre. Este exceso de temperatura, como en los humanos, puede ser síntoma de infección o inflamación, y hay que averiguar la causa acudiendo sin demora a un centro veterinario.

Causas y Síntomas de la Hipertermia

Podemos dividir las causas por las que se produce un aumento de temperatura del organismo del perro o gato en cuatro grupos.

Fiebre verdadera

Es la respuesta interna del organismo que confronta agentes infecciosos (generalmente víricos o bacterianos), enfermedades immunomediades (MIM), inflamación de los tejidos, problemas tumorales (más frecuente en animales viejos) y algunos fármacos.

Inadecuada eliminación del calor corporal

Se puede producir en dos situaciones.

  • Golpe de calor. Hablamos con anterioridad y ampliamente sobre esto en este artículo “El golpe de calor en perros: qué es, síntomas y factores de riesgo” Se produce cuando el animal (sobre todo perros de razas grandes y braquicéfalos como los bóxer) es expuesto a temperaturas elevadas en un ambiente con poca ventilación (ej. Dentro de un coche con las ventanas cerradas). En estos casos el animal mostrará signos como son el jadeo, posturas inusuales o incluso puede entrar en estado de coma.
  • Animales que realizan un ejercicio intenso en un clima cálido y / o húmedo.

Hipertermia por ejercicio

Se puede dar en animales no acostumbrados a hacer ejercicio, animales obesos, con problemas respiratorios e incluso cachorros o seniors cuando visitan el veterinario (debido al nerviosismo que se produce en estas situaciones). Otras patologías que originen convulsiones también pueden producir hipertermia, ya que se produce un aumento de la actividad muscular.

Hipertermia patológica

La causa se debe a desórdenes metabólicos, endocrinos,…

La gatita Drakarys, un caso de Hipertermia atendido en SURvet

Como diagnosticamos la Hipertermia

Los veterinarios, inicialmente, recopilaremos la historia clínica y realizaremos una exploración física para orientar el caso (cuándo y cómo se presenta la alteración, los síntomas asociados, el historial clínico, estado vacunal / antiparasitario,…). En caso de que se encuentren otros síntomas se redirigirá el plan diagnóstico. Por ejemplo, presencia de heridas, dolor, infecciones,… que puedan ser la causa evidente de la hipertermia.

La anamnesis y la exploración física nos darán una base clínica de trabajo, pero será necesario continuar con el protocolo diagnóstico para aproximarnos al diagnóstico definitivo. Recordemos que llegar a concretar la causa de la enfermedad nos permitirá instaurar un tratamiento más específico y, por tanto, con mayores posibilidades de éxito.

Para llegar a un diagnóstico definitivo serán necesarias una serie de pruebas complementarias:

  • Hemograma. Para detectar la presencia de un proceso inflamatorio y / o anémico.
  • Pruebas Bioquímicas. Para localizar el órgano o sistema afectado.
  • Urianálisis / Analítica de orina. Para detectar posibles infecciones urinarias.

En función de los resultados, será necesario ampliar el protocolo diagnóstico con radiografías de tórax y abdomen para detectar problemas localizados, cultivos de sangre, tejidos o fluidos para valorar posible infección sistémica, test serológicos (detección de anticuerpos o antígenos) para detectar enfermedades infecciosas.

Cuál es el tratamiento cuando se produce aumento de la temperatura corporal

Entendemos que la Hipertermia es un proceso natural de defensa del organismo, pero hay situaciones, como por ejemplo cuando la temperatura se eleva por encima de los 40,5ºC, en el que habrá que administrar fármacos para disminuir la temperatura corporal, ya que existe el riesgo de que se produzcan daños permanentes en el sistema nervioso central, hígado o riñón. Más allá de los daños potenciales que se pueden dar cuando existe temperatura alta, cualquier proceso febril puede conllevar deshidratación y pérdida de fluidos. Por lo tanto, es imprescindible la monitorización clínica durante todo este proceso.

En los casos, pues, de fiebre verdadera, trataremos la causa subyacente de la misma y, como hemos dicho, en casos de temperatura> 40,5ºC, administraremos medicación para rebajar la temperatura del organismo.

En los otros tipos de hipertermia actuaremos mediante un enfriamiento del cuerpo de forma controlada.

El caso de la gatita Drakarys

Drakarys es una preciosa gatita de 4 meses que acudió con sus propietarios a SURvet porque sufría primer problemas digestivos, y posteriormente hipertermia persistente (fiebre de origen indeterminado).

Durante la exploración, Drakarys no presentaba ningún síntoma claro del origen de su temperatura elevada, por lo tanto, fue necesario establecer un protocolo para realizar una serie de pruebas diagnósticas que, poco a poco y en un orden muy concreto , nos permitieran descartar patologías, hasta dar con la causa real de su hipertermia.


Además del examen físico de Drakarys, realizamos una aproximación escalada a su diagnóstico, primero con pruebas que nos ofrecieron información general sobre su estado y, posteriormente, realizando otros procedimientos diagnósticos más avanzados. Todo ello, basándonos en una aproximación conservadora y teniendo en cuenta la estabilidad del paciente, ya que en casos clínicos como los de Drakarys, puede ser necesario realizar muchas pruebas diagnósticas, con el esfuerzo económico que ello conlleva para las familias.

Afortunadamente, Drakarys respondió al tratamiento y pudo irse a casa: ahora es una gatita feliz y la foto anterior es el momento en que abandonó nuestro Hospital Veterinario para irse con su familia.

En SURvet contamos con un equipo de veterinarios que, en caso que usted observe un aumento de temperatura en su perro o gato, atenderá a su animal doméstico rápidamente. Puede contactar con nuestro equipo médico a través del teléfono 934 594 500.

Publicar un comentario