Los perros (y también los gatos) son mucho más sensibles que nosotros, los humanos, al calor. Tener que soportar fuertes temperaturas puede ser muy peligroso para nuestros animales.

¡En este artículo, el equipo de SURvet queremos hablarle sobre el golpe de calor y ayudarle a identificarlo!


¿Qué es el golpe de calor?

“Golpe de calor” es el nombre común que utilizamos para referirnos a la hipertermia, que es una subida de la temperatura corporal. Los perros no transpiran, es decir, no sudan. Sólo pueden eliminar el calor a través de 3 mecanismos:

  • El jadeo (la respiración rápida típica del perro).
  • A través del sudor SÓLO a través de los cojinetes de los pies y en contacto con superficies frías.
  • A través de zonas con poca presencia de pelo, como el abdomen.

Un golpe de calor en perros puede elevar su temperatura corporal hasta 42ºC. Hay que tener en cuenta que la temperatura media normal en perros es de 38 a 39ºC.


Consecuencias de un golpe de calor o insolación en perros

Los daños y desequilibrios fisiológicos que puede producir un golpe de calor son:

  • Problemas vasculares.
  • Hemorragias.
  • Acidosis metabólica (incremento en la acidez del plasma sanguíneo).
  • Problemas respiratorios.
  • Problemas neurológicos.
  • Edema cerebral (es el exceso de acumulación de líquido (edema) en los espacios intracelulares o extracelulares del cerebro).

Y los problemas secundarios asociados a la insolación o golpe de calor son, entre otros:

  • Problemas renales debido a la hipotensión secundaria.
  • Problemas neurológicos debido al daño al sistema nervioso.
  • Problemas vasculares (DIC).
  • Infecciones sistémicas (SIRS).
  • Problemas hepáticos debido a la destrucción de los hepatocitos.
  • Problemas cardíacos debido a la destrucción de los miocitos.

Los efectos de un golpe de calor pueden ser temporales o permanentes. E incluso, se puede producir la muerte del animal en 15 minutos. Aunque se estabilice el perro, es posible que este pueda presentar secuelas días o semanas más tarde de sufrir el incidente.

Factores de riesgo para el golpe de calor

Hay factores de riesgo a tener en cuenta para evitar (o minimizar) el golpe de calor:

  1. La alta temperatura en el exterior.
  2. La humedad ambiental elevada, que dificulta la eliminación de vapor de agua del cuerpo.
  3. Los espacios reducidos (el coche, una habitación completamente cerrada, el balcón, un transportín, la bodega de un barco …).
  4. Poca agua a disposición del animal o que no se cambia a menudo.
  5. Falta de sombra en el patio o balcón.
  6. Tierras de cemento o que retienen muchísimo calor.
  7. Perros atados que intentan acceder al agua o en la sombra y pueden estrangular o ahogarse con la cadena o correa.

Animales con más riesgo de sufrir el golpe de calor

Los animales que tienen más riesgo de sufrir un golpe de calor son:

  1. Los más jóvenes o los más viejos.
  2. Los que tienen enfermedades respiratorias o cardíacas (por ejemplo, arritmias).
  3. Los de raza braquicéfala (bulldogs, boxers, carlistas, persas, pequineses …).
  4. Los animales obesos.
  5. Los de piel oscura.
  6. Los animales que acaban de comer (es mejor dar de comer a la noche, ya que una digestión complicada puede favorecer la hipertermia).
  7. Hacerles hacer ejercicio durante las horas de calor o bien cuando los animales están muy nerviosos.

¿Cuáles son los síntomas del golpe de calor?

Si su perro sufre un golpe de calor, los primeros síntomas que verá serán:

  • Respiración muy rápida y forzada.
  • Dificultad de movimiento.
  • Tambaleo.
  • Alteración de la salivación.
  • Lengua y mucosas azules.

Recuerde, como decíamos al principio de esta publicación, que los efectos de un golpe de calor pueden ser temporales o permanentes, y que es un incidente que puede conllevar la muerte del animal. Por lo tanto, si su animal presenta estos síntomas, acuda de inmediato a su veterinario, ya que el animal puede estar en situación grave.

¿Se puede evitar un golpe de calor?

Hay una serie de precauciones a tener en cuenta para evitar, en la medida de lo posible, un golpe de calor.

  • Dejar siempre agua fresca accesible a nuestro perro o perros.
  • Hacerles estar en espacios amplios y ventilados, y con sombra.
  • Dar a comer a primera o última hora del día, especialmente en horas de mucho calor o después de pasear o hacer esfuerzos.
  • Sacarlos a pasear a primera o última hora del día, evitando las horas calurosas.
  • Evitar que hagan ejercicio brusco o intenso.
  • No dejarlo NUNCA dentro del coche.
  • Aplicar el sentido común.

Tratamiento para el golpe de calor en perros

En primer lugar, trataremos de estabilizar al paciente. Una vez estabilizado, hay una serie de valores analíticos a controlar:

  • La Albúmina
  • La Glucosa
  • Alt
  • Ast
  • FA
  • Bilirubina
  • Creatinina
  • Iones

¿Qué hacer ante un golpe de calor?

Si nuestro perro sufre un golpe de calor, es necesario que nos calmemos y actuemos de forma eficiente y con rapidez. Lo primero que tendríamos que hacer es contactar con nuestro veterinario e informarle de la situación.

Una primera medida de auxilio es conseguir que la temperatura corporal baje, pero NUNCA REPENTINAMENTE. No es recomendable cubrir el animal con toallas, ni someterlo a medidas extremas (ni baños en agua fría, ni utilización de hielo) y seguir en todo momento las indicaciones del veterinario. Se le puede mojar con agua, pero ésta no debe ser ni fría ni caliente.

Se puede proporcionar agua para que el perro pueda beber, pero sin precipitarse. No debe beber ni grandes cantidades ni demasiado rápido.

Si vive en Barcelona o se encuentra en la ciudad con su perro de vacaciones puede acudir a SURvet. En nuestro centro veterinario de Urgencias contamos con personal especializado en veterinaria para atender a su mascota rápidamente.

Puede contactar con nuestro equipo médico a través del teléfono 934 594 500.

Publicar un comentario