Las arritmias cardíacas en perros, al igual que en las personas, pueden producirse por muchos factores, ya sea como consecuencia de una enfermedad de base como debido a un problema cardíaco primario.  Es muy importante conocer esta enfermedad porque, en el peor de los casos, puede provocar la muerte del paciente.

¡En SURvet queremos facilitarle información para ayudarle a  identificarlas!

Por eso, en este post le mostramos qué son y qué consecuencias tienen.


Qué son las arritmias cardíacas en perros y cómo tratarlas

Arritmia es un problema en el ritmo cardíaco, o un problema en el lugar donde se generan los impulsos eléctricos para provocar un latido, o un problema de la conducción de esos impulsos a través del resto del corazón.

Algunas de estas alteraciones no son dañinas y no es necesario ningún tratamiento. Otras, en cambio, pueden ser muy perjudiciales y hasta mortales.

Arritmias cardíacas en perros

Tipos de arritmias en perros

Existen distintos tipos de arritmias en perros. Podemos encontrarnos con ritmos cardíacos demasiado rápidos, demasiado lentos, o irregulares. Siempre que en la exploración inicial de un paciente se detecte alguna de estas anomalías, es necesario realizar un estudio más exhaustivo para saber qué las origina.

En general, según su origen, podemos clasificar los problemas de arritmias en:

  • Arritmias ventriculares.
  • Arritmias supraventriculares.
  • Problemas del sistema de conducción.
  • Alteraciones de la morfología del P-QRS-T.

Para saber ante qué arritmia nos encontramos, necesitamos realizar un estudio electrocardiográfico.

Lo primero que nos tiene que preocupar cuando existe una arritmia es que el corazón no es capaz de impulsar toda la sangre necesaria, por lo tanto, existe una disminución de la cantidad de sangre que llega a los órganos y tejidos. En, consecuencia, los animales afectados pueden sufrir de shock circulatorio, síncope, debilidad, etc.

Bradiarritmias

Las bradiarritmias (disminución de la frecuencia de los latidos cardíacos) severas causan debilidad o síncope. Algunos fármacos que las personas utilizan para tratarse problemas cardiológicos las provocan y es importante tener conocimiento de ello, dado que las bradiarritmias provocadas por estos fármacos son reversibles.

Las bradiarritmias causadas por problemas cardíacos primarios (bloqueos atrioventriculares), si presentan síntomas, requieren, al igual que en las personas, la aplicación de marcapasos con el fin de mejorar la calidad de vida y la supervivencia.

Taquiarritmias

Las taquiarritmias más severas también provocan debilidad, síncope, shock cardiogénico y parada cardiopulmonar súbita.

Para el facultativo es importante diferenciar entre taquiarritmias supraventriculares y ventriculares.

  • La taquicardia supraventricular más común es la fibrilación atrial y es indicativa de enfermedad estructural en razas no gigantes y de aumento severo del tamaño del atrio en gatos. Si la taquicardia es severa y/o conduce a síncopes, es necesaria una intervención farmacológica de urgencia.
  • El tratamiento de la taquicardia ventricular depende de la frecuencia cardíaca, el compromiso circulatorio que se pueda generar o indicaciones en el ECG. Siempre se deben buscar causas médicas que provoquen la taquicardia ventricular. Si esta taquicardia ventricular compromete la vida del paciente, se requiere intervención farmacológica de urgencia.

¿Qué razas de perros son más propensas a sufrir arritmias?

Aunque las arritmias cardíacas en perros pueden darse en todas las razas, existen algunas que son más propensas a sufrir estas enfermedades del corazón.

  1. Pastor Alemán: La aparición de taquicardias ventriculares que evolucionan a fibrilación ventricular puede provocarles la muerte súbita.
  2. Boxer: La taquicardia ventricular también pueden ser letal, si se da en esta raza.
  3. Schnauzer miniatura: En su caso pueden sufrir Síndrome del seno enfermo, una bradiarritmia que puede provocar la muerte.
  4. Springer Spaniel: La bradiarritmia conocida como “Atrial Stand Still”, se puede presentar en esta raza, y comporta complejos de escape juncionales.
  5. Golden Retriever:  Cardiomiopatia de Duchenne: por distrofia muscular hereditaria que provoca arritmias ventriculares, algunas molimórficas.
  6. Labrador retriever: malformación de Ebstein y displasia de la válvula tricúspide que provoca taquiarritmias supraventriculares.
  7. Doberman Pinscher, Gran Danés, Irish Wolfhound, Newfoundland y razas gigantes. Pueden sufrir de fibrilación atrial (el corazón late muy rápido y con un ritmo irregular) y arritmias ventriculares secundarias a cardiomiopatías dilatadas.

Si usted cree que su animal doméstico puede tener una arritmia cardíaca es fundamental acudir al veterinario. Éste puede recomendar realizar a su mascota una radiografía de tórax y  un electrocardiograma, una ecocardiografia, y la medida de la presión arterial además de analíticas sanguíneas completas, según crea conveniente.

Arritmias cardíacas en perros

La elección de la prueba, depende de las condiciones en las que esté tu perro o gato. Por eso, es fundamental que, ante cualquier síntoma, acudas a un Hospital Veterinario especializado en cardiología y que pueda ofrecerte un estudio cardiológico completo.

Tratamiento de las arritmias cardíacas en perros

Para aquellos casos en los que las arritmias cardíacas en perros han sido causadas por otra enfermedad o problema de base, el tratamiento podría centrarse en resolver el primer problema y, de esta forma, solventar la arritmia.

De no ser así, el tratamiento consistirá en eliminar, controlar y prevenir cualquier arritmia peligrosa. En la actualidad, existe una amplia variedad de medicamentos que pueden ayudar a controlar las arritmias.

El profesional veterinario, como hemos explicado anteriormente, será quien recomendará, en función del tipo y gravedad de la arritmia cardíaca y las causas que la provoca las pruebas diagnósticas más indicadas.

¿Es conveniente el uso de marcapasos?

Cuando los perros muestran un ritmo cardíaco demasiado lento se puede producir una interrupción del riego sanguíneo en el cerebro, esto puede provocar desmayos. Para evitarlos, en muchas ocasiones se opta por implantar un marcapasos artificial.

Normalmente, estos productos suelen tener una larga vida útil, unos 15 años. Es decir, solo es necesario uno durante toda la vida de su perro.

Por todo ello, si tu perro ha sufrido una arritmia cardiaca, o crees que la puede sufrir, lo más recomendable es que vayas a un veterinario de urgencia que te pueda hacer una valoración completa acorde con los síntomas y la gravedad de los mismos, para poder empezar en seguida con un tratamiento que le salvará la vida.

Si usted vive en Barcelona o se encuentra allí con su perro de vacaciones puede acudir a SURvet. En nuestro centro veterinario de Urgencias contamos con el personal especializado en cardiología veterinaria para atender a su mascota rápidamente.

Una arritmia cardíaca no es algo que usted deba dejar pasar.
Puede contactar con nuestro equipo médico a través del teléfono
 934 594 500.

Publicar un comentario